Ampudia y Arconada, hermanados gracias a la Virgen de Alconada